Pues nada...

¿Te digo algo? Nadie, absolutamente nadie, olvida su primer amor, no importa como haya sido.